El Terruño del Vino – Región de Coquimbo

Los vinos regionales de Coquimbo, producidos bajo los cielos más luminosos del Hemisferio Sur, dan origen a un terruño mediterráneo, semi-desértico de influencia marítima, único en Chile. En estos valles el verano dura 6 meses con oscilación térmica muy favorable para el cultivo de la vid. En cambio, el invierno presenta mayor diversidad térmica, con máximas entre 10 y 26 grados y mínimas entre -2 y 5 grados. Sólo llueve 2 a 4 veces al año, con un promedio de 60 mm de agua y sequedad ambiental extrema, con menos de 10% de humedad relativa en verano.

Estas condiciones climáticas sumadas a la altitud de los valles permiten una producción de vinos decaracterísticas exclusivas.

Los frutos de climas desérticos desarrollan mejor sus aromas que los de climas tropicales. Esto mismo se aprecia en el vino, que alcanza aromas intensos y un color profundo.

Asimismo el sol genera un contenido alto de taninos o antioxidantes naturales, que equivalen a la “protección solar” y que son beneficiosos para la salud.

Leave a Comment