EL TERRUÁ – REGIÓN DE COQUIMBO

Y SU GEOGRAFÍA ÚNICA, EN EL MUNDO.

Coquimbo es la cuna de la vitivinicultura nacional y una de las seis regiones vitivinícolas de Chile, oficialmente identificadas como tales según lo dispuesto por el Decreto de Agricultura nº 464 de 14 de diciembre de 1994, que establece la zonificación vitícola del país y fija las normas para su utilización como denominaciones de origen.

​ Los vinos chilenos con ésta denominación de origen deben ser elaborados al menos con un 75% de uvas procedentes de la región.


Image

IRRIGACIÓN Y SUELO

La escasa lluvia, 130 mm anuales, está compensada por un sistema integrado de irrigación de tres embalses y canales interconectados, la Paloma, Recoleta y Cogotí. Las excelentes condiciones climáticas, suelos fértiles y buena irrigación permiten excelentes uvas de vino produciendo vinos perfectos año tras año. La más importante variedad de uvas para la producción de vinos son: Sirah, Carmenere, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay.
Image

Su clima

La región de Coquimbo presenta diversos climas como el estepárico costero o nuboso, de estepa cálido y templado frío de altura. Es una región de transición ya que se encuentra entre la zona desértica y templada mediterránea. En la parte interior de la región, por sobre los 800 msnm, se sitúa el clima de estepa cálido que se caracteriza por ausencia de nubosidad y sequedad del aire. Sus temperaturas son mayores que en la costa, las precipitaciones no son tan abundantes y los períodos de sequía son característicos.
Image

EFECTO SOBRE EL CLIMA

El efecto de enfriamiento provocado por el Océano Pacífico y la corriente de Humboldt, que se inicia en las heladas aguas cerca de la Antártida, influye de manera importante al clima de nuestro país. Cuando el efecto de esta corriente fría golpea la costa Norte de Chile, produce nubes y niebla, pero poca o casi nula precipitación.

SU INCOMPARABLE GEOGRAFÍA

El aire fresco del mar está parcialmente bloqueado por las montañas costeras, pero encuentra nuevos caminos interiores bañando el curso de los valles y sus ríos transversales. Durante el día, la brisa del mar generada por la corriente de Humboldt penetra hacia el interior y cada noche, el aire frío desciende y cubre de nieve las zonas montañosas de los Andes.
 
Image

NO A LO LARGO, SÍ A LO ANCHO

Pese a lo que se pudiera pensar, no es la distancia desde el Ecuador la que tiene el papel dominante aquí, sino más bien la proximidad al Océano Pacífico o las montañas de Los Andes.
Image

SU RELIEVE

Los principales rasgos de esta región son la existencia de tres importantes valles transversales, que de norte a sur se conocen como los valles de Elqui, Limarí y Choapa, cuya morfología permite el desarrollo de la actividad agrícola.


Image

CARACTERÍSTICAS DE LOS VALLES DE COQUIMBO

¿Por qué elegir un vino y aceite de oliva de éstos valles?

Los vinos regionales y aceites de oliva, producidos bajo los cielos más luminosos del Hemisferio Sur, dan origen a un terruño mediterráneo, semi-desértico de influencia marítima, único en Chile. En estos valles el verano dura 6 meses con oscilación térmica muy favorable para el cultivo de la vid. En cambio, el invierno presenta mayor diversidad térmica, con máximas entre 10 y 26 grados y mínimas entre -2 y 5 grados. Sólo llueve 2 a 4 veces al año, con un promedio de 60 mm de agua y sequedad ambiental extrema, con menos de 10% de humedad relativa en verano.
Estas condiciones climáticas sumadas a la altitud de los valles permiten una producción de vinos y aceites de oliva de características exclusivas.

Los frutos de climas desérticos desarrollan mejor sus aromas que los de climas tropicales. Esto mismo se aprecia en el vino, que alcanza aromas intensos y un color profundo.