¿NO TODOS LOS ESPUMANTES SON IGUALES?

¿EN QUE SE DIFERENCIAN?

Básicamente, se diferencian en el método de elaboración y el método de gasificación.

Lo que incide en los dos tipos que se comercializan en Chile. Los espumantes naturales elaborados con el método tradicional y los espumantes gasificados que se venden en supermercados.

Mientras el Método Tradicional desarrolla toda su elaboración sin cambiar el vino de botella, lo que garantiza una segunda fermentación y larga crianza en la misma botella.

El Método Transfer, en cambio, tiene una segunda fermentación corta en botella y una escasa crianza sobre ellas, lo que determina una menor producción de compuestos de autolisis, una menor integración del gas carbónico, y por lo tanto una menor calidad de la espuma y complejidad aromática y gustativa, así como un mayor riesgo de pérdida de carbónico en los procesos finales.

Mientras el Método Tradicional desarrolla su gasificación dentro de la botella en forma natural, (el CO2 contenido en la masa es de origen natural y producido en el mismo proceso de elaboración). El espumante elaborado con Método Transfer en cambio, la gasificación es mediante adicción artificial al vino de dióxido de carbono (CO2)

Las características organolépticas de estos vinos gasificados no tienen nada que ver con los espumantes naturales. La complejidad aromática, gustativa y de textura conseguidas durante la segunda fermentación y crianza no se consiguen en este tipo de vinos. La única similitud será la presencia de carbónico, pero el tamaño de la burbuja es mayor y su persistencia menor, porque el gas está peor integrado en el medio.

¿CUALES SON LOS METODOS DE ELAVORACION?”

Aparte de la calidad que debe tener el vino. El punto crucial llega a la hora de hacerlo formar espuma, es decir convertir un vino chato en algo maravilloso.

Existen 3 métodos principales.

  • El método de bajo costo (se le agrega CO2 artificial) Estos espumantes son los que se encuentran en supermercados con precios bajos y accesibles al público, pero de dudosa calidad.
  • El método Charmat. Desarrollado a principios del siglo XX, se diferencia en que la segunda fermentación se realiza en tanques de acero inoxidable. Es un método rápido y más económico que logra resultados aceptables. Si en la etiqueta no indica “método tradicional” o champenoise, seguramente es charmat. Estos espumantes son los que se encuentran en supermercados con precios accesibles al público, pero de calidad inferior.
  • El Método Tradicional o Champenoise, es el que perfeccionara el monje Pierre Perignon en el siglo XVII. Una vez fermentado y logrado el vino base, se produce una segunda fermentación en la misma botella, agregando un poco de levaduras y un vino muy dulce conocido como “licor de expedición”. El método tradicional da, por lo general, espumantes de burbuja más fina y aromas más complejos donde la levadura suele ser protagonista.

DISFRUTA ESPUMANTES NATURALES, ECHOS CON EL METODO TRADICIONAL.

En familia o con amigos.

0
Abrir chat
1
Hola,
¿Estás buscando un buen Vino?